Primaria

Nivel Primaria

Lo que en la etapa de jardín de niños era identificarse con el mundo e imitarlo, en la primaria, a un nivel más consiente, los niños están listos para conocerlo a través de la experiencia.  Durante los años de la escuela Primaria, la tarea del educador es transformar todo lo que el niño necesita saber acerca del mundo a través del lenguaje y de la imaginación.

El maestro de clase principal da vida a las lecciones a través de caracterizaciones vívidas y actividades absorbentes que aumentan la curiosidad de los estudiantes y los involucran tanto intelectual como emocionalmente.

En bloques de lecciones principales de dos horas de tres a cuatro semanas cada uno, los maestros abarcan la enseñanza de las matemáticas y del lenguaje los que se entrelazan con  la botánica, zoologia, la geografía local, la gramática, la geometría, etc. Los niños crean sus propios libros de temas a través de ilustraciones, ensayos, observaciones científicas, pinturas de acuarela, mapas dibujados a mano, dibujos de formas, etc. Cada libro refleja la individualidad del niño a la vez que la diversidad y la amplitud del currículo.

El ejercicio artístico fortalece la voluntad. Es a través de un bien formado sentido de la estética que el ser humano se vuelve capaz de armonizar situaciones caóticas y se convierte en guía de sus propios sentimientos, por lo tanto, la clase se imparte de una manera artística, actuando el maestro sensiblemente con las capacidades de los niños.

El clima de la escuela no está influenciado por el miedo a las calificaciones, pues la evaluación contempla criterios más amplios que abarcan a todo el ser humano. Se trata de establecer un ambiente de trabajo en colaboración que permita al niño aprender, crecer y madurar.

El maestro de clase principal, comenzando con el primer grado, idealmente permanece con la clase durante los ocho años. El maestro y los alumnos llegan a conocerse y entenderse de manera profunda. La seguridad de estas relaciones a largo plazo mejora el aprendizaje, la confianza y las habilidades sociales y emocionales, al tiempo que garantiza que cada niño satisfaga sus necesidades individuales.

CONOZCA MAS SOBRE LOS GRADOS DE PRIMARIA

El niño descubre en este año que detrás de todas las formas subyacen dos principios básicos: la línea recta y la línea curva. Encuentran estas formas en todo lo que ven y las practican caminando, dibujando en el aire y en la arena, sobre el pizarrón y finalmente en el papel. Estos dibujos de forma entrenan habilidades motoras, despiertan los poderes de observación de los niños y ofrecen una base para el trazo de las letras, los números y más tarde, la geometría.

Las letras del alfabeto se descubren en los cuentos e historias, no como signos abstractos sino como algo con lo cual los niños tienen una relación real: La “S” puede ser una serpiente sinuosa, la “M” puede estar oculta en el pizarrón, en un dibujo de montañas. Dibujo y pintura dan orígen a las letras.

En cuanto a las matemáticas se parte de un todo que hay que repartir y no de partes que hay que acumular, experimentando así  sus cualidades sociales y morales. Para empezar a contar se utilizan piedras, semillas u otros objetos naturales. Repiten los números en coro llevando el ritmo con las manos o con los pies. Sólo después de experimentar la práctica de sumar, restar, multiplicar y dividir se introducen los símbolos de estas operaciones.

Comienzan con el aprendizaje de la flauta en la escala pentatónica, lo que les permite desarrollar la coordinación de los dedos, la concentración y el control de la respiración, a través de un sonido siempre armonioso. El canto es un eje central de la actividad diaria.

En clase de manualidades, tejer es una actividad indispensable. Existe una relación estrecha entre el movimiento de los dedos, el habla y el pensar y esto se estimula a través del tejido. Comienzan a tejer con los dedos y luego pasan a usar las agujas, idealmente hechas por ellos mismos. Esta destreza se desarrolla además con el modelado en cera, realizando figuras relacionadas con las historias y cuentos de hadas que se cuentan en clase principal.

En arte van a trabajar princialmente con acuarelas para poder tener una vivencia emotiva del color e ir descubriendo la formación de todos los colores a través de los  primarios.

En el aprendizaje del inglés como lengua extranjera los niños cantan rondas por las que adquieren rimas y ritmos propios de la lengua inglesa, y mediante la narración se les expone al lenguaje coloquial.

En la clase de movimiento se va transformando el cuerpo físico a través de la voluntad. Correr, esquivar, corretear, reptar, saltar la cuerda, dar palmadas rítmicamente y ejercicios de equilibrio les permite encontrarse en el espacio y trabajar el sistema muscular y rítmico. La orientación física es de vital importancia: derecha/izquierda, arriba/abajo, frente/atrás, coordinación y destreza física. Esto se lleva a cabo también en clases de teatro.

Los niños realizan experiencias en el huerto que les permite mantenerse siempre en contacto con la naturaleza y luego cosechan y elaboran juntos los alimentos que comparten. Con esto pueden tener la experiencia de la generosidad de la tierra en sus frutos y el valor del trabajo compartido puesto en la comida que comen.

Tienen una sesión de trabajo práctico a la semana en la cual se realizan las tareas domésticas del campus que benefician a todos, desarrollando un sentido de colaboración en comunidad.

Los sentimientos de asombro, ternura, alegría, lástima o tristeza aparecen en esta etapa del niño y comienzan a estar listos para ver el aspecto dual de la naturaleza humana. Esto se les va mostrando a través de fábulas, permitiéndoles formar sus propias imágenes internas.

El niño de segundo grado todavía habita, de corazón, en el misterio del mundo espiritual. Escucha arrobado las leyendas de aquellos seres espirituales que tienen las fuerzas de la naturaleza a su servicio, como Francisco de Asís, que con la fuerza de su bondad es capaz de hablar con los animales y, con esta facultad, explica al lobo las consecuencias de su actuación agresiva y le demuestra que todos podemos cambiar.

Comienza poco a poco la lectura y van conociendo leyendas, fábulas e historias del folklore local.

En matemáticas, los niños realizan operaciones más complicadas con las cuatro operaciones. Las historias llenas de imaginación todavía forman la base de estos problemas. Así, por ejemplo, un castillo donde habitan príncipes y princesas pueden mostrar los pares y nones y los pisos del castillo van develando las decenas. A través del conteo rítmico, acompañado por los aplausos acentuados y el movimiento de todo el cuerpo, aprenden a contar de dos en dos, de tres en tres, de cuatro en cuatro, etc., y pueden empezar a aprender las tablas de multiplicar.

En manualidades se continúa con el tejido a dos agujas, y va aumentando el grado de dificultad tanto en el tejido de agujas como en el telar. Continúan también modelando en cera de abeja, material que ofrece una resistencia para el trabajo de la motricidad fina incorporando también el calor corporal en el trabajo.

Se continúa con el inglés en forma oral y se profundiza lo visto en primer grado, pero también se introducen otros temas y otras formas de trabajarlos, aprovechando la característica principal en esta etapa: la dualidad. Así, se recurre al uso de actividades como preguntas-respuestas, preguntas que se contestan con sí o no, tú-yo, los juegos que implican acciones.

En la clase de movimiento trabajan juegos rítmicos con canciones, para seguir transformando el cuerpo físico y desarrollar el sistema muscular y el ritmo respiratorio y cardíaco, asi como la coordinación y destreza. Esto se refuerza con las calses de teatro donde además tienen la oportunidad de realizar experiencias de empatía de unos con otros y de reconocer diferentes emociones.

La música se sigue vivenciando con la flauta pentatónica, y cantan, cantan y cantan.

El trabajo práctico se va volviendo más social a la vez que el trabajo de huerto y cocina se va desarrollando un poquito más de observación.

Alrededor de los nueve años, los niños pasan por un cambio particularmente profundo que marca el comienzo de la separación con el mundo para hacerse un poquito más independientes. Empiezan a cuestionar todo lo que antes daban por hecho. Esto se acompaña de un interés por todo lo práctico. Les gusta estar en contacto con la naturaleza de una manera más metódica y retadora que antes. El currículo les da experiencias prácticas del trabajo agrícola y de cocina y se enfoca un poco más en la comprención del quehacer de la naturaleza a través de sus ritmos.

Por otro lado, logran mantener un esfuerzo físico por más tiempo. Logran conservar un interés sostenido por un animal o planta, lo cual se debe estimular tanto como sea posible para  así lograr las bases de un cuidado activo de nuestro planeta Tierra.

Las historias del Antiguo Testamento y las fábulas mesoamericanas dan mucho material para alimentar su imaginación, que los lleva a conocer ideas morales fundamentales. Forman clubes y les encantan las batallas entre oponentes claros: nosotros y ellos, héroes y enemigos, buenos y malos.

Comienza el estudio de la gramática propiamente tal conociendo sustantivos y verbos adjetivos, puntuación, etc con lo que van conformando oraciones y párrafos.

Las cuatro operaciones matemásticas se van haciendo más complejas, con números más grandes y comienzan el estudio de las tablas de multiplicar a través de canciones y juegos. También se trabaja con pesos y medidas.

El “bloque de construcción” les enseña sobre la importancia de la cooperación para el logro de la cultura y mediante el canto a varias voces, los alumnos aprenden que el sostener la voz a pesar de escuchar otras, es una parte necesaria para la armonía.

Comienzan a trabajar el tejido a gancho creando objetos funcionales, también con el telar. Usan hilo de algodón y tienen la libertad de elegir los colores.

En inglés, los niños estructuran oraciones completas mediante las que expresan necesidades y deseos; de alguna manera esto constituye una desembocadura para todo el vocabulario aprendido en años anteriores y están listos para comenzar a leer palabras: adjetivos, sustantivos, verbos, números; palabras que además deletrean de manera individual y grupal.

En la clase de Movimiento se sigue haciendo lo planteado para los grados previos más los juegos de lanzar y cachar y juegos rítmicos con bastones. Jugando, el niño va abandonando el mundo de relativa inconsciencia en que moraba. Por ello son buenos los juegos de encantar-liberar.

El teatro sigue trabajando el movimiento rítmico y las emociones pero se agrega el desafío de representar y crear temas de fantasía para lo cual deben trabajar  colectivamente y establecer acuerdos.

La acuarela se va tornando más representativa y con uso de colores cada vez más brillantes para trabajar dibujo de formas y representaciones de la calse principal.

En este grado, el ideal es que el niño comience el estudio de una instrumento musical, apropiado a su temperamento y necesidades de desarrollo.

La separación con el mundo sigue cobrando fuerza en esta etapa del desarrollo. Esto se trabaja principalmente en matemáticas con el estudio de  las fracciones. Las fracciones se  presentan con objetos concretos que pueden demostrar verdades existentes en el salón de clases, en la vida cotidiana antes de formar conceptos mentales.

Los bloques de calse principal ahora abordan Geografía local y del entorno inmediato, Historia de la región, Mitología Vikinga y mexicana, Composición y un estudio comparativo del ser humano y los animales en bloques específicos de zoología.

En composición se inicia con una narración sencilla de las propias experiencias reales del niño y van avanzando con la gramática para conocer las partes de la oración, los diferentes tiempos verbales, plurales y preposiciones.

A lo largo del año escuchamos y leemos historias de héroes. El héroe surge como alguien a quien admirar, imitar, respetar. Puede haber aún las hazañas milagrosas, pero también se enfatizan las cualidades humanas, las emociones, las luchas y las confrontaciones. Los niños entienden mejor que nadie el empeño del héroe por matar al dragón, conquistar a la doncella, para triunfar en las tareas.

En dibujo de forma, los nudos celtas son todo un reto de enredos, de habilidades y belleza, como asimismo los trabajos de modelado en barro, y los tallados en madera que se incorporan en esta edad como un desafío de uso de la herramienta.

Es el año de la introducción del dibujo geométrico a mano libre y de la introducción del uso de la pluma fuente.

En Manualidades se realizan diseños originales que producen un modelo lleno de colorido para ejecutarlo en punto de cruz.

La clase de Movimiento se desarrolla tomando en cuenta que en esta etapa el niño mejora su asociación en percepciones visuales y auditivas, continúa la maduración de centros sensorios motrices en los hemisferios cerebrales. Golpea con extremidades superiores e inferiores, salta en diferentes formas sobre uno y otro pie o ambos. Adopta comportamientos comparativos, maneja conceptos de ritmo propio y externo. Por ello, se inician los malabares y se siguen practicando los juegos grupales de lanzar-atrapar o relevos.

En la clase de inglés se sigue trabajando la forma oral pero se profundiza en el inglés escrito. Los niños reciben una atención más individualizada en la formulación de pequeños textos, que posteriormente los niños leen. Esto les da un sentimiento de seguridad y certeza. Se introducen nuevos temas gramaticales y mayor vocabulario.

Siguen avanzando en el dominio de la flauta y el canto a varias voces y el estudio de un instrumento ya debe ser obligatorio.

El teatro enfatiza el desarrollo de la fantasía creadora colectiva.

La Historia se convierte en una materia importante del bloque principal, pero es una educación de los sentimientos de los niños, más que de su memoria sobre hechos y cifras, puesto que se requiere de movilidad interior para entrar en simpatía con estos estadios antiguos del ser humano. El recuento de los hechos de la historia  y las luchas de la humanidad permiten que los niños y niñas tengan una experiencia más intensa de su propia humanidad.

La Historia Antigua nos habla de la niñez de la humanidad civilizada en la Antigua India. La cultura persa, que siguió a la India, sintió el impulso de transformar la tierra y de domesticar animales, mientras ayudaban a Dios Sol a conquistar el espíritu de la oscuridad. Las grandes culturas de Mesopotamia (los caldeos, los hebreos, los asirios y los babilonios) revelan los orígenes del lenguaje escrito sobre tablas de barro. La civilización egipcia de pirámides y faraones precede a la civilización de los griegos con quienes termina la historia antigua.

Todos los recursos se utilizan para dar a los niños una impresión vívida de estas cinco culturas antiguas. Leen traducciones de poesía, estudian símbolos jeroglíficos de los egipcios, observan arte y artesanía de varios pueblos antiguos, intentando reproducirlas con sus propias manos.

Los niños y niñas de  quinto grado escenifican el Pentatlón griego, el gran evento del año, en el que los niños se dividen para representar a diferentes ciudades de la Grecia Antigua, y aprovechando la armonía física de esta edad, hacen una demostración de las cinco competencias principales: salto de longitud, lanzamiento de bala, lanzamiento de jabalina, lucha y carrera. Los antiguos griegos dedicaban estas competencias a los dioses y los niños lo hacen sabiendo que están también emulando sus cualidades de fuerza, agilidad y destreza.

Así como la Historia trae al niño más cerca de sí,  la Geografía busca llevar al niño hacia el mundo, alejarlo de sí mismo hacia espacios cada vez más amplios, de lo familiar hacia lo no familiar. El estudio de la Geografía local enfatiza el contraste. Todas las consideraciones de los rasgos físicos de la Tierra se ligan con un estudio de la vida humana en la región, los usos humanos de los recursos naturales, la industria y la agricultura.

En huerto desarrollan proyectos de mayor envergadura donde tendrán la oportunidad de experimentar el desarrollo de su fuerza física como elemento que puede transformar el entorno.

Como continuación de su estudio de la tierra viva, los niños de quinto grado inician el estudio del mundo vegetal con Botánica. Después de descubrir algunos de los secretos de la vida vegetal que se halla en nuestro propio ambiente, la atención de los niños se dirige a otras partes del mundo.

De Dibujo de Forma, en el que se trabajó los últimos años, se pasa ahora a la Geometría a mano libre.

Las fracciones y los decimales continúan siendo el principal interés en matemáticas y se incorporan números mixtos y el sistema métrico.

Las artes prácticas incluyen la talla en madera y el trabajo con barro. En trabajo manual el tejido con agujas regresa, pero ahora los niños utilizan cuatro o cinco agujas para tejer calcetines, guantes o gorros.

El estudio del inglés y la pintura en acuarela continúan avanzando como también el trabajo con la faluta y si es el caso, con su instrumento.

En esta edad ya comienzan a practicar un deporte organizado que en nuestro caso es baseball.

La niña y el niño de once años está involucrado en una transición, empieza a moverse de la conciencia poética hacia una búsqueda de la verdad en la forma de conceptos científicos. Es un paso firme e intencional hacia el mundo exterior.

Con una mayor conciencia de sus cuerpos físicos, llega el momento correcto para estudiar el cuerpo físico de la Tierra: La configuración y los contrastes de nuestro planeta, la distribución de los océanos, mares, continentes y masas montañosas, así como los climas. Este estudio se aplica específicamente a la Geografía.

Se inician los primeros conceptos básicos de la Física.  La Acústica, o teoría del sonido, nos lleva desde las experiencias familiares de tono y lenguaje, observando cómo se hace la música, hasta la experimentación con fenómenos sonoros de otros tipos. Descubren que ellos también tienen un instrumento musical en su interior, la laringe.

Los experimentos de Óptica empiezan también con experiencias familiares en el ámbito de la belleza. El estudio del color en el mundo empieza con el sol. Los experimentos con luz artificial y sombras en el salón de clases nos llevan al arco iris y el prisma. En todos estos estudios se llega a los principios que subyacen a los fenómenos de luz y color como producto de las experiencias concretas, en lugar de que se les enuncie de manera teórica antes de realizar los experimentos.

La Historia pasa de la historia antigua a la moderna. El niño es capaz de comprender la historia como una secuencia temporal de relaciones causa-efecto. Estudian la declinación de Grecia, el surgimiento y  caída de Roma y los efectos de estas dos grandes culturas sobre nuestra forma de civilización hasta la Edad Media. Los romanos fueros los más fuertemente dominados por el mundo físico y su estudio permite que los niños vinculen en un sentido histórico lo que experimentan en su propio cuerpo. Todos sus logros —ciudades, acueductos, caminos, el ejército romano y su conquista del mundo occidental—  coinciden con un sentimiento de omnipotencia que tiene un niño de sexto año. De gran  importancia es, entonces, que ellos tenga el ejemplo de cómo los excesos del periodo romano llevaron a la caída del Imperio y a la Era de la Oscuridad.

Matemáticas continúa ejercitando las disciplinas aprendidas en los grados anteriores y  se avanza hacia el estudio de los porcentajes y las proporciones, las relaciones entre las cosas. La Geometría reúne todos los años de rondas, movimiento, dibujo de formas, etc., en construcciones exactas utilizando el compás, las reglas y los ángulos rectos.

En Pintura se trabajan sombras, paisajes y contrastes de color. En trabajo manual se relaciona con forma y estructura y continúan desarrollando sus habilidades en el taller de Tallado de Madera creando objetos de uso práctico.

La práctica y el estudio del español se refuerzan con ejercicios de composición con estructuras gramaticales definidas.

Sexto grado es la puerta de entrada a la pubertad y al idealismo. Este año es considerado tanto un final como un comienzo.

Salidas pedagógicas

Ritmo del día

  • 8:30 Saludo
  • 8:35 Parte rítmica ( movimiento, canto y/o flauta, versos, dicción, cálculo mental)
  • 9:00 Verso de la mañana
  • 9:05 Recordación de la lección anterior
  • 9:15 Nueva lección, de acuerdo al bloque (matemáticas, naturaleza, etc.)
  • 9:35 Tiempo de trabajo en cuadernos o proyectos relacionados al bloque.
  • 10:00 Narrativa, de acuerdo al grado.
  • 10:15 Verso de agradecimiento por la comida y refrigerio.
  • 10:30 Recreo
  • 11:00 a 12:40 dos diferentes clases y actividades de media mañana ( acuarela, manualidades, práctica de español, etc)
  • 12:40 Receso
  • 13:00 Dos diferentes clases y actividades de media mañana (cocina, huerto, modelado, etc.)
  • 14:20 limpieza de salón.  Verso de despedida